¡Sígueme en Twitter!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Otro punto de vista, escrito anónimamente.


Mi historia es más bien de un chico mermelada…voy a ir contando por partes ya que es un poco liosa…
Todo empezó una noche de fiesta, esa noche yo quería desfasar, me propuse salir de fiesta con mis amigas y pasarlo bien sin necesidad de fijarme en ningún chico solo mis amigas y yo. Después de encontrarme a varios tíos babosos en la discoteca y asqueada de todo aquel percal, ya casi las 7 de la mañana, me encontré a la salida de la disco a uno de mis amigos que no lo había visto en toda la noche, el estaba con unos amigos suyos yo conocía a algunos pero había un chico que me presento que no lo había visto nunca…las pintas que llevaba me gustaban, iba en plan chico “dejao” pantalones anchos camiseta y zapatillas, lleno de pulseritas y colgantes que me encantaba, tenia un toque hippie que me ponía, además llevaba un piercing en la nariz que le daba mucha personalidad y lo que mas me gusto por que es una cosa que me pone muchísimo fue que llevaba un piercing en la lengua y constantemente jugaba con ella en su boca. Bueno mi amigo nos presento y al darme dos besos noté algo raro, me los dio muy cerca de la boca y amarrándome de la cintura que yo pensé que el chico iba un poco bebido o algo raro, porque se puso un tanto cariñoso, tal vez yo exagerara por mi asqueamiento de los chicos esa noche pero fue esa sensación.
Nos decidimos a salir de la disco ya para irnos a nuestras casas y nos fuimos todos juntos, pero a la salida escuché como el niño este decía que quería irse de after, yo seguía con ganas de fiesta y teniendo un pisito porque no íbamos a pasarla bien? Pues nos decidimos ir a mi piso en busca de mas alcohol y mas fiesta, nos montamos siete personas en un coche, yo en ningún momento le prestaba mayor atención al chico nuevo, tampoco llamaba mucho mi atención, era un chico mas, parecía divertido aunque iba muy callado…salimos del coche y fuimos rumbo a mi piso, pero había un problema, mi compañera de piso estaba durmiendo en mi piso y fuimos a liarla al piso de mis vecinos, todo estaba genial unas risas por aquí unos cachondeos por allá aunque a esas horas solamente se hablaba de sexo, todo el ambiente se caldeaba mucho, yo opté por cambiarme de zapatos estaba cansada de usar tacones y me puse unas zapatillas en forma de conejitos y fue cuando empezó el morbo…..me coloque en un sofá con las piernas cerradas mientras el chico nuevo tenia sus piernas abiertas alrededor de las mías, dejando caer mis pies en su polla…entonces empezaron los cachondeos e insinué que mis conejos estaban alterados y que se tenían que mover al mismo tiempo rozándole toda esa parte, creo que el creyó que le estaba insinuando cosas, aunque yo en ningún momento quería ni me apetecía nada con el. Al rato nos bajamos a mi piso, y yo me baje con el chico, de pronto en mitad de mi pasillo se para y se pone frente a mi, sin decir nada solamente mirándome a los ojos y mirándome a la boca, reconozco que ahí si me puse un poco nerviosa y que me apeteció morderle su boca y su lengua aunque yo siempre he sido una chica muy pícara y me resistí esquivándolo con una sonrisa en la cara…el vino detrás mía y me dijo…”perro ladrador, poco mordedor”….fue una clara provocación y a mi nadie me gana provocando…pero al momento ya vinieron todos, empezamos a beber a desfasar a bailar sexy y mientras yo me contoneaba observaba como el chico me miraba, y yo me contoneaba mas, el me provocaba con la mirada y me encantaba, me paré a su lado y se quedó mirándome a los ojos y me dijo “te intimido?” a lo que yo le respondí que a mi nadie me intimidaba y menos un chico como el, y por unos momentos no apartamos la mirada el uno del otro, su mirada era de provocación de chulo cosa que a mi me ponía cada vez mas, y la mía era de pícara y de pasotismo hacia el, entonces me levante y le solté un guantazo de cachondeo y se levantó y me sujetó las manos…entonces empezamos a picarnos mutuamente, hasta que me sacó a empujones al pasillo y llegué a mi cocina, me soltó de las manos y se acercó muy lentamente a mi boca, yo estaba deseando de que su boca y su lengua con su piercing rozara la mía, cada vez me estaba poniendo mas cachonda, hasta que por fin su boca rozo la mía muy lentamente, introdujo su lengua y la paseo por la mía de una manera que creo que pondría cachonda a cualquier persona, agarro mi culo con fuerza y siguió paseando su piercing, de pronto escuchamos ruido y sin decirnos ninguna palabra salimos y actuamos de manera que nadie notó nada. Yo ya sabia cual era la manera en la que yo me podría ganar ese momento de calentura y era provocándolo y trayéndomelo hacia mi cocina, así que volvimos a hacerlo pero ahora con unos tocamientos mas calientes, nos rozábamos mas y el atraía mi cuerpo hacia el suyo haciendo que su polla se rozara con mis piernas, hasta que volvimos a salir otra vez y mi amigo y el chico este decidieron hacer una bromita y entrar en mi cuarto, yo fui corriendo, no me apetecía que entraran en mi cuarto, mi amigo salio y el se quedo dentro…el quería abrir mi armario y yo me puse delante de mi armario y hacia donde el inclinaba su cabeza yo inclinaba la mía así varias veces hasta que se paro delante mía y empezó a comerme la boca y a darme lengüetazos, entonces yo pasee mi mano sobre su pantalón y su polla estaba toda dura, y el me miro con los ojos entornados, el quería sexo y yo lo estaba deseando también…
Se tumbo en mi cama y yo a su lado y empezaron a entrar mis amigos, todos de cachondeo mientras nosotros estábamos en la cama, hasta que nos quedamos solos…el hacia ruido con su lengua y yo estaba muy nerviosa aunque no lo quería aparentar me miró y sin decir nada agarró mi mano y me la introduzco en su pantalón, yo empecé a humedecerme cuando palpé su gran polla estaba dura y yo empecé a mover mi mano de arriba abajo mientras el se sonreía con los ojos cerrados disfrutando del momento, entonces él acercó su mano a mi ingle, yo llevaba medias y no tubo ningún reparo en rompérmelas por mi entrepierna con gran fuerza, hizo un agujero y retiró mi tanga hacia un lado mientras movía sus dedos por mi clítoris de una manera espectacular, yo estaba muy mojada me dio un poco de vergüenza pero creo que eso a él lo puso mas cachondo al meter sus dedos en mi coño con suavidad y luego a un ritmo espectacular pensé que iba a tener el orgasmo más rápido de toda mi vida mientras yo le masajeaba la polla despacio y luego aumentaba el ritmo y jugaba con ella, de pronto en esos momentos de calentura escuchamos a mi amigo hablándole y el le contestaba mientras yo seguía dándole, la puerta estaba abierta y en cualquier momento podían entrar pero eso me daba aun mas morbo, mientras el hablaba con mi amigo yo le daba mas y mas rápido le masajeaba la punta y jugaba con su polla a mas no poder, él me dijo susurrándome, “ufff... me encantaría follarte hasta reventar, voy a ir a mi casa con un dolor de huevos enorme como me gustaría follarte”, a lo que yo no respondí nada por que yo seguía en mi juego solo me movía y no hablaba y pasó lo que tenia que pasar y es, que su amigo entro en la habitación y tuvimos que parar se levantó de mi cama y yo no podía salir hasta que salieron de mi habitación ya que tenia todas las medias rotas, me coloqué un pantalón y me cambie de ropa y me dispuse a despedirlos porque ya se iban, me despedí con dos besos fríos y se fue, se fue y se iba por mucho tiempo, el tenia que ir a estudiar o trabajar a otra ciudad y no lo vería mas o eso esperaba yo…
Pasaron los meses, muchos meses, hasta que me enteré que venia otra vez, yo tenia mi tensión sexual acumulada y ese tío me ponía muchísimo necesitaba volver a verlo.
Quedé con una amiga para hacer botellón en mi piso que por casualidad estaba liada con el amigo de el chico morboso, iban a venir también con ella, a lo que yo me puse aun mas nerviosa, pensé que no pasaría nada mas que solamente quería volver a verlo, como estaba, como era su voz y como era de morboso y tal.
Primero llegó mi amiga y su novio con unos amigos mas y el no venia todavía, pensé que ya no vendría pero tampoco me puso eso mal, yo me lo estaba pasando muy bien con mis amigos hasta que escuche el timbre de la puerta y decidí ir a abrir yo, era él, abrí la puerta y lo recibí con una sonrisa y llamándolo con un nombrajo que yo le había puesto el día que lo conocí y creo que no le hizo mucha gracia pero a mi sí…se sentó y empezamos a beber y a pasarlo bien, luego fuimos a bailar un rato y empezó a acercarse un poco mas a mi se colocaba delante mía y movía su culo delante de mi, a lo que yo le dije que NO , y me coloqué delante de el y empecé a contonear mi culo en su paquete, pero o él se ponía nervioso o no le gustaba porque empezó a reír con una sonrisa un poco nerviosa y después de un buen rato decidimos ir a mi piso otra vez para after, pero pronto nos apalancamos y la gente estaba ya cansada y todos se levantaron para irse, yo me lo había pasado muy bien, no había ocurrido nada con el y mi tensión sexual seguía aunque no esperaba solucionarla, el se coloco en la puerta de mi salón y yo estaba delante, le dí un pequeño empujón a lo que el izó una maniobra un tanto rara y se fue para atrás recorriendo mi pasillo, yo intuí que no había sido para tanto el empujón como para que se tuviese que ir tan atrás, seguí empujándole y le dije, “tú no te vas, quedas secuestrado…” y él sonrió con cara de morboso hasta que llegamos a la puerta de mi habitación, me puse delante y no lo dejaba pasar aunque el tampoco ponía mucho empeño, a mi esa situación cada vez me ponía mas mientras sus amigos le esperaban para irse el jugaba conmigo y me decía que la salida se encontraba detrás de mi y yo no decía nada solamente sonreía y lo miraba de arriba abajo, hasta que el roce surgió y empecé a balancear mis manos encima de su pantalón, el cerraba los ojos con cara de placer, eso le estaba gustando, yo sabia que le estaba gustando y lo hacia mas, hasta que metí mi mano en su pantalón y saque su polla, comencé a rozarla muy despacio hasta ponerlo cachondo, y lo empuje hacia mi habitación y cerré la puerta mientras lo empuje hacia la pared y seguía tocándole, yo buscaba su boca y él me la quitaba, saque mi lengua y le lamí los labios su polla estaba cada vez mas dura y yo cada vez mas mojada, saco su lengua y me dio un lengüetazo en la mía y me dijo “piensas que con esto me voy a correr?” en tono chulesco, como que él era superpotente y eso no le hacia nada, aunque su pene no decía lo mismo, entonces yo sin decir nada y mirándolo en todo momento me agaché y me puse de rodillas frente a él y se la agarré mirándolo fijamente a los ojos, el se relamía ansioso por que la metiera en mi boca, yo sabia de sus ganas y me aguante, y jugué con mi boca y su polla hasta que saqué mi lengua y comencé a chuparlo de arriba abajo, y me la metí en mi boca dispuesta a comérsela entera, él me agarro la cabeza y yo miraba su cara de placer mientras no paraba de chupar, yo se la comía muy rápido y paraba para descansar pero no de chupar y lamérsela, se tubo que sentar en mi cama y se tumbó hacia atrás mientras yo no paraba de chapársela y él me susurraba que no parase que estaba apunto pero él quería mas él necesitaba algo mas, se levantó mirándome y me susurro que necesitaba metérmela para correrse, pero que tuviera cuidado que me iba a reventar, eso izo que yo deseara más aun que me follase, corrí a la mesita de noche a por condones solo tenia uno y era efecto calor, se lo avisé y me dijo me da igual yo ya llevo la calentura puesta, se coloco el condón mientras yo lo miraba atentamente me encantaba su poya, era grande y estaba muy dura se tumbó y me dijo súbete, yo no me lo pensé y me subí arriba y comencé a meterla con cuidado, la noté entrar como un estallido de calor nose si eran los condones o el calentamiento que yo tenia y las ganas de que él me la metiera, estuve cabalgando encima mientras él agarraba mis muslos y me agarraba del culo con mucha fuerza, se levantaba lentamente para chuparme los pezones, mis pezones empiezan a ponerse muy duros y él jugaba con su ardiente y empapada lengua a lamérmelos sin control, y comenzó a pegarme pequeños mordiscos que a mi me ponían loca, se volvió a tumbar y yo me eché sobre él poniendo mis tetas en su cara mientras él se introducía la cabeza en ellas, me bajé de encima de él y comencé a recorrer todo su cuerpo con mi lengua y mis tetas pero me volvió a coger y me subió encima, él cerraba los ojos y por momentos los abría y me miraba con cara de obseso sexual, de pronto y sin esperármelo me cogió y me tumbó, me agarro las piernas haciéndose un lío por sus ansias por volver a meterla, pero se contuvo y recorrió todo mi cuerpo desnudo con su polla, empezó a pasearla por todo mi coño y yo solo quería que la metiera ya, él solo se limitaba a decirme que estaba apunto de correrse y yo no quería que se corriese quería que me follara hasta reventar , me agarró de una pierna y empezó a metérmela, me encantaba el sonido que hacia al chocar con mi coño mojado yo estaba chorreando y él estaba apunto, me la metía lenta la sacaba y volvía a meterla, se contoneaba de un lado a otro haciendo círculos en mi coño, eso me volvió loca me izó gemir a lo loco, sabia que sus amigos artos de esperar se habían ido y que podíamos disfrutar de un buen polvo. Seguía con su juego de contonearse y de meterla y sacarla suavemente a mi eso me estaba poniendo cada vez mas loca, comenzó a acariciarme el clítoris a la vez que me la metía y eso izo que lo agarrara fuertemente yo estaba apunto también, él acelero su ritmo y note la presión de su polla en mi coño fuertemente y yo tuve el orgasmo mas intenso de toda mi vida, nos corrimos a la vez, y caímos rendidos en la cama los dos…nos miramos sonrientes sin ningún pudor y sacamos un cigarro, cuando nos lo fumamos él se fue y a la despedida en la puerta él se paro frente a mi y me dijo que lo despidiera con el mote que yo le había puesto…creo que ese mote me pone aun muy cachonda, y le dije que se esperara que tenia que darle algo, metí la mano en mi bolso saque un tarro de mermelada unté mi dedo y rozándole suavemente los labios le dije adiós mi chico mermelada.

5 comentarios:

  1. ummmmm como nos pone esta historia!!! kiero conocerte xika!!! wajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. esa mermelada era mia! jummmm ahora se kien me la robó!

    ResponderEliminar
  3. y el condon efecto calor tambien nena! jajajajaja yo en verdad era la k estaba durmiendo, pobre de mi! jajajaja

    ResponderEliminar
  4. vecina que cerdaca eres!! madre mia!

    ResponderEliminar
  5. yo lo fliparé por siempre jamás..apoyo al vecino
    pd:no la conocereis...no la sacamos de casa xq siempre está que echa xispas!!

    ResponderEliminar